martes, 11 de marzo de 2008

Agárrense que vienen curvas


Así han quedado las cosas y así se las hemos contado. ¿Tendremos que aguantar cuatro años más de tensión y crispación? Mi única esperanza para esta legislatura es que se gobierne desde la unidad y la paz entre los mismos políticos. Si no, es imposible que luchen por la paz en el país. Creo que este es un deseo de todos los ciudadanos: ¡Basta de disputas infantiles, queremos verlos trabajar!
Estaremos pendientes de lo que pasa en los próximos días. Sólo hay una cuestión inquietante a la que ya me gustaría hacer referencia: ¿Está España volviendo al bipartidismo de otras épocas de su historia? ¿Es justa una democracia en la que sólo hay espacio para dos partidos preponderantes?

2 comentarios:

Tomás dijo...

Bipartidismo es un concepto demasiado soberanista y neutro. Yo empezaría hablar de un turno pacifico y sobretodo mediático en una partitocracia en toda regla. Se llenan la boca de pluralidad y diálogo, al tiempo que abrazan al señor d’Hondt y ocultan el debate de los medios. Y el periodista como juez de tenis viéndolas pasar.

Saludos.

Nuevoperiodismo dijo...

Coincido en lo de partitocracia mediaática sobre todo. Estoy convencida que el que ha ganado es porque ha ganado la batalla de la propaganda. En ese sentido, son dignos de felicitar.
Gracias por tu visita, Tomás.