viernes, 30 de noviembre de 2007

Interrupción del embarazo vs asesinato en serie


Es curioso que hace tres días estuviésemos debatiendo sobre la legalidad de la llamada ‘interrupción del embarazo’ como si de un país subdesarrollado nos tratáramos por el hecho de no permitir el aborto y sin embargo ahora nos asustemos y escandalicemos por que se hayan detenido a seis personas en Barcelona por “interrumpir el embarazo” un poco más adelantado.


Es lo que sucede cuando se hacen concesiones, ya lo dice el dicho: hecha la ley, hecha la trampa. Antes no se podía abortar de ninguna de las maneras y sin embargo se hacía a los pocos meses de la fecundación. Ahora se puede hasta las 8 semanas de gestación y se hace a los 7 meses. ¿De qué nos extrañamos?. Si nos ponemos a decidir sobre los límites de la vida humana no llegaremos a ninguna conclusión cierta, porque no somos nadie para decidir sobre ella. Si hay vida, hay vida y por lo tanto ‘interrumpirla’ se trata de un asesinato con todas las de la ley, tenga el tamaño que tenga el feto.


Hace cuatro años que de camino a la universidad hago un recorrido en autobús que me lleva a pasar por todas las clínicas privadas de Barcelona, situadas en la zona alta de la ciudad. Siempre que paso por delante me pregunto cuántas personitas morirán ese día. Y ahora, después de cuatro años, ver detenidos a los asesinos que hasta ahora se ha estado llenando los bolsillos es bastante gratificante. Sin embargo, nos queda una duda amarga.

No está de menos recordar que hace ya años que se hacen manifestaciones en Barcelona delante de estas clínicas y hasta ahora no se ha detenido a nadie. ¿Cómo entonces vamos a saber si los abortos que se realizan en el resto de las clínicas españolas se ciñen a las limitaciones que exige la ley? Hay que tener en cuenta que los parámetros establecidos para poder abortar son bastante poco objetivos, ya que el daño psicológico de la madre es bastante generalizado, sobre todo si se trata de cobrar por un aborto más.

De todas formas, creo que la ley tampoco debería establecer limitaciones a la vida humana. Si se trata de una cuestión de tamaños ¿También sería legítimo 'interrumpir' la vida de una persona bajita?


P.D: la imagen utilizada es la más tierna que he encontrado, pero si aún dudáis sobre la legitimidad del aborto os recomiendo que busquéis en google imágenes la palabra aborto.

2 comentarios:

Emma dijo...

Bajo mi opinión no considero que a las siete meses de gestación sea legítimo abortar.
Reconozco que todos tenemos derecho a cometer errores y a modificarlos, pero no esperar a un estado de gestación avanzado para remediarlo. Cuando mantienes relaciones sexuales eres consciente de los riesgos que corres y para algo sirven los anticonceptivos. Así que hay que utilizarlos...
Si una mujer se queda embarazada y es sontra su voluntad, considero que deberá estudiarse el caso pq cada uno es distinto y se producen en contextos y situaciones distinas, me explico: no es lo mismo quedarse embaraza por violación que quedarse en estado por despreocupación...¿o no?
En este caso, ¿hasta que punto podemos tolerar la aborción?

Nuevoperiodismo dijo...

Hola Emma,
Gracias por tu comentario.
Estoy de acuerdo en que todos cometemos errores, pero no creo que sea un derecho. Sobre todo si pretendes arreglarlo sin asumir las consecuencias de tu irresponsabilidad. Los errores nunca se arreglan con otros errores.
Sigo sin entender cuál es la diferencia entre abortar con 7 meses y hacerlo con menos tiempo. La vida humana no es una cuestión de tamaño sino de dignidad. Si es vida, es vida, y no depende de lo que mida.
Esta realidad queda exenta de circuntancias personales de la madre. Recordemos que existe la adopción, para casos especiales.
Por otro lado, me gustaría que tuvieras en cuenta que el número de abortos por violación o casos de este tipo no supera el 1%.
Creo que no podemos ceder a argumentos de este tipo y permitir que se legisle un delito para que después esa ley sólo sirva para que la gente se exceda más y siga haciendo estas barbaridades.
¿estás de acuerdo?